viernes, agosto 01, 2014

Síguenos:
NY1 Noticias on Facebook Twitter RSS 

News

Disciplina física sobre menores aumentaría daño psicológico en un futuro

  • Tamaño del texto: + -
TWC Noticias: Disciplina física sobre menores aumentaría daño psicológico en un futuro
Reproducir

Clientes de video de Time Warner Cable:
Ingrese con su TWC ID para acceder a nuestros videos.

  To view our videos, you need to
enable JavaScript. Learn how.
install Adobe Flash 9 or above. Install now.

Then come back here and refresh the page.

Padres que le han pegado a sus hijos como método de disciplina podrían estar aumentando las probabilidades de que sus hijos sufran enfermedades mentales en el futuro, según un reciente estudio. Luz Plasencia de NY1 Noticias, presentó los detalles.

Si usted le ha pegado, empujado o abofeteado a su hijo por portarse mal o por desobedecer, puede estar poniéndolo en riesgo de sufrir de depresión o abusar del alcohol o las drogas en el futuro.

Por lo menos, eso sugiere un reciente estudio de la revista "Pediatrics" de la Academia Americana de Pediatría que encontró que los castigos físicos severos, no considerados abuso físico, aumentan las probabilidades de trastornos mentales.

"Definitivamente ansiedad, posiblemente depresión, baja autoestima, problemas de aprendizaje porque con baja autoestima y con todos estos problemas no rinden correctamente en el colegio", dijo la Dra. María Mar de Plata, neonatóloga del Centro Médico Montefiore.

La investigación encontró que el riesgo de sufrir de depresión aumentaba por 1,4%.

Son 1,5% más propensos a sufrir de ansiedad y casi 1,6% más probables a depender o abusar de alcohol o drogas.

Aunque el estudio apoya las posibles consecuencias negativas de quienes se oponen al castigo físico, otros expertos como la psicóloga infantil Miguelina Germán, enfatizan que el estudio no toma en cuenta la relación de los padres y los hijos.

"Si el niño se siente amado y querido por los padres en general, la disciplina física si se usa cuando el padre está en control y cuando el padre explica al niño por la cual está pasando, yo no creo que hace daño", dijo Miguelina Germán del Centro Médico Montefiore. "Pero si el padre está fuera de control y si pasa con demasiada frecuencia si puede acabar en consecuencias malas".

Aunque la academia americana de pediatra se opone fuertemente a pegarle a un niño por cualquier razón, estudios indican que la mayoría de los padres lo han usado en algún momento.

Germán sugiere usar otras estrategias primero antes de usar la disciplina física.

"Después que los padres han tratado de hablarle duro, quitarle los privilegios, ponerlo en la esquina sin atención, si esas técnicas no trabajan, en mi opinión profesional no le va a hacer daño al niño darle una nalgada o darle en la mano para que el niño aprenda los límites apropiados", dijo la Dra. Miguelina Germán.

Para el estudio se entrevistaron a 20.000 personas de la población en general.

Los investigadores esperan que este informe incite a los padres a hablar con sus pediatras para recurrir a otros métodos de disciplina.

10.11.12.247 ClientIP: 23.20.50.20 UserAgent: CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/) Profile: TWCSAMLSP