LA TRAVESÍA DE UNA MADRE INMIGRANTE

NY1 Noticias viaja a la frontera sur y acompaña a una madre inmigrante en su travesía desde el centro de detención en Arizona hasta el emocional encuentro en Nueva York con sus dos hijos. Reportaje especial de Julio César García.

 

Miles de niños en muchas partes del país, incluyendo cientos de ellos en Nueva York, siguen separados de sus padres luego de la separación ordenada por el gobierno Federal como parte de sus políticas migratorias. 

Ante la indignación pública que la medida generó, el gobierno eventualmente canceló tal práctica de separar a los padres de sus hijos después de que habían cruzado la frontera sur. Luego un juez federal ordenó que la reunificación familiar se hiciera de manera pronta.

La realidad sin embargo, es que muchos de estos niños continúan en albergues y centros de refugio a la espera de reeencontrarse con sus padres. Y estos igualmente, ansiosos por ver y abrazar de nuevo a sus niños queridos.

El reencuentro no es siempre fácil. Algunas veces no se sabe adonde están los hijos o viceversa. O incluso cuando se sabe donde está el ser querido, no es tan simple cruzar el país como en algunos casos se requiere cuando no se tienen recursos, conexiones o familiares que puedan ayudar.

El reportero de NY1 Noticias, Julio César García, viajó a Arizona donde se encontraría con una madre inmigrante que estaba por salir de un centro de detención para iniciar su viaje hasta Nueva York donde estaban sus dos hijos.

Siga a Julio César en una serie de reportajes especiales donde muestra la travesía de la madre en busca de ese momento tan especial del reencuentro con sus dos hijos.

 

Parte 1: Comienzo de la travesía

La inmigrante Rosayra Pablo Cruz estuvo recluida en un centro de detención en Arizona. Rosayra consiguió su libertad gracias a una fianza pagada por buenos samaritanos en Nueva York. Rosayra no sabía si podría viajar para el reeencuentro con sus dos hijos en Nueva York.

Parte 2: Primeros sabores de la libertad

La inmigrante Rosayra Pablo Cruz recién había salido del centro de detención en Arizona donde había estado recluida por varias semanas y sin embargo tenía que regresar al lugar para ver si le devolvían su pasaporte. Temor por el regreso a un lugar del que solo tenía malos recuerdos. Rosayra aprovecha el estar en libertad para llamar a sus hijos en Nueva York.

Parte 3: La detención

Rosayra detalla las duras condiciones en el Centro de Detención Migratoria Eloy en Arizona. El lugar es conocido como "la hielera". Es tanto la incertidumbre de no saber de los hijos como la fortaleza necesaria para salir adelante ante las adversidades que pasan los inmigrantes detenidos por ICE.

 

Parte 4: El camino a Nueva York

Por presión pública, el gobierno del presidente Trump se vio obligado a terminar con su política migratoria de separar a las familias. Un juez además, ordenó que la reunificación familiar se diera pronto. La inmigrante guatemalteca tuvo apoyo legal y logístico de ordinarios neoyorquinos y autoridades para desde Arizona hacer la travesía hasta Nueva York y reencontrarse con sus dos hijos.

Parte 5: La nueva vida

Una vez juntos, Rosayra y sus dos hijos abren un nuevo capítulo en su vida en Estados Unidos. La travesía ha concluido por el momento, pero se inicia el nuevo gran desafío de ver cómo ajustar su estatus migratorio. Y por supuesto, ver cómo se gana la vida si consigue quedarse en Estados Unidos -en un Nueva York que no obstante la ha recibido con los brazos abiertos es un lugar extraño para ella. Rosayra y sus dos hijos están aqui sin familiares.