Efectúan desfile contra la violencia doméstica

Vestidas de novia recorrieron las calles de la ciudad, alzando sus voces en contra de la violencia doméstica.

María Lizardo, de Northern Manhattan Improvement Corp., explicó: "Yo creo que la gente en realidad está viendo esto como algo que nos afecta a nuestra familia y nuestra comunidades y tenemos que hacer algo para eliminar la violencia doméstica".

Esta es la décimo-sexta marcha de las novias realizada en honor a Gladys Ricart, quien vestida de novia, fue asesinada de varios disparos el día de su boda por un ex novio en 1999.

El evento comenzó en la iglesia de Cristo del Alto Manhattan. Caminaron a pie desde la calle 174 y Broadway para hacer su primera parada en el edificio de la corte del Bronx en la calle 161 y Grand Concourse.  De allí continuaron marchando de regreso a Manhattan para completar un recorrido de unas 7 millas. 

Dazz Letellier, participante de la marcha, comentó: "Esto es una forma de nosotros expresarnos y ayudar a nuestra comunidad a las mujeres a los hombres a los niños".

Lazos rojos en la cabezas de estas mujeres las identifica como sobrevivientes de violencia doméstica.  

Lorena Kourousias, del Programa de Intervención contra la Violencia Doméstica, enfatizó: "Para decirle a la gente que no estás sola, que hay organizaciones, que hay servicios y que nosotras vamos estar aquí siempre para poder apoyar a la gente que nos necesite".

Activistas dicen que la violencia doméstica no es un problema exclusivo de las mujeres, muchos hombres también son víctimas.

Cecilia Gastón del Programa de Intervención Contra la Violencia Doméstica, añadió: "Nosotros nos vemos como si esto fuera un problema de las mujeres nada más. Y yo invito a todos los hombres de buena voluntad porque para que se unan con nosotros".

Dicen que el problema de muchas víctimas de violencia es que tienen miedo de hablar y esto pone en peligros sus vidas.

La primera dama de la ciudad, Chirlane McCray, y otros lideres politicos también se unieron a la marcha de las novias.