Trump acepta que Rusia dirigió el 'hackeo' en la elección pero que no fue para ayudarle

"It's a disgrace that information would be let out... it's all fake news".

Una vergüenza: así calificó el presidente electo Donald Trump la filtración de un documento cuya información no ha podido ser verificada ni por los servicios de inteligencia ni por los medios de comunicación. 

En él, detalles sobre un posible material comprometedor de tipo financiero, político y sexual con el que el gobierno ruso podría chantajear al próximo presidente.  

El dossier estaba en manos de servicios de inteligencia, varios políticos y periodistas. 

Buzzfeed decidió colgarlo en su página web. 

"It's all fake news, it's phony stuff, it didn't happen".

Noticias falsas... nada de eso ocurrió, dice Trump. 

Entre las alegaciones -que no han podido ser corroboradas- supuestos vínculos empresariales de Trump en Rusia y reuniones el año pasado entre miembros de su campaña y funcionarios rusos para orquestar una campaña que desacreditara a Hillary Clinton. 

Recordemos que el gobierno de Estados Unidos defiende -y Trump reconoce- que el gobierno ruso estuvo detrás de las filtraciones de correspondencia electrónica que puso en entredicho tanto al Comité Nacional Demócrata como a Hillary Clinton. 

Trump culpa a los demócratas de no haber cuidado su protección cibernética. 

Y considera que el hecho de que a Putin le caiga bien es una ventaja... y no una carga.

Fue su primera rueda de prensa desde que fuera elegido presidente. 

Anunció que deja total control de su empresa a sus hijos. 

Reiteró que México reembolsará a Estados Unidos el costo de un muro que quiere empezar a construir inmediatamente. 

Y su relación con los medios continúa siendo beligerante... No permitió una pregunta del reportero de CNN...

La cadena es, según Trump, noticias falsas.