Comienza el uso cotidiano en la nueva línea del metro de la Segunda Av.

La larga espera valió la pena.

"Antes me echaba de mi casa para acá, tardaba una hora y 38 minutos, ahora 40 minutos", dijo una usuaria del metro.

"Antes nos tomaba 45 minutos venir aquí y ahora son 15 minutos", dijo otra mujer que esperaba el tren.

Miles de usuarios que hoy pusieron a prueba la nueva línea del tren de la Segunda Avenida con tres nuevas estaciones en las calles 72, 86 y 96, en un tramo de dos millas.

El tren dará servicio a unos 200 mil usuarios al día y aliviará el problema de vagones repletos de pasajeros en las otras lineas que sirven al este de Manhattan.

Además, las estaciones cuentan con mosaicos y varias otras obras de arte inspirados en los residentes de Nueva York.

Algunos pequeñines disfrutaron del arte y del viaje a su escuela.

"Me gustó mucho porque es más grande y en los otros trenes no hay ascensores. Aquí no tengo que coger mi bolsa por las escaleras", dijo una niña que recién se bajaba del tren.

Muchas personas tomaron el tren por primera vez para llegar a sus escuelas y sus trabajos y otros lo hicieron por puro paseo.

"Para ver cómo es el ambiente, el servicio del tren, el personal.. Muy lindo, me gustó. Tiene elevadores, especialmente para nosotros las personas mayores", dijo una usuaria de la tercera edad.

Varios negocios aledaños ya han sentido el impacto en la clientela, como este restaurante nuevo de comida francesa que abrió hace dos meses. 

"El domingo estuvo bastante 'busy' que fue el primer día que abrieron, el día en que se inauguró el subway", explicó Xavier Monge, chef del restaurante Little Frog.

"Hay más movimiento aquí en la Calle 86, esperemos que siga viniendo más gente", dijo por su parte José Luis Agapito, empleado de "Tal Bagels".

Por ahora el servicio es de 6 de la mañana a 10 de la noche, pero ya el próximo lunes funcionará las 24 horas del día.

Se espera que en unos doce años se añadan otras seis millas al recorrido.