Recomiendan poner atención en los detalles de órdenes ejecutivas en inmigración

El presidente Trump ya ha firmado 22 órdenes ejecutivas que afectan la vida de todos los estadounidenses.

La prohibición de ingreso a aquellos provenientes de siete países de mayoría musulmana ha causado gran rechazo, acaparando la atención de los medios, pero el diablo se esconde en los detalles de estas órdenes...

"Está dicho en una de ellas que se le da más poder más discreción a los agentes de inmigración y a los agentes de la frontera", explico Angela Fernandez, directora de NMCIR.

Fernández, de la Coalición por derechos de los inmigrantes en el Norte de Manhattan, dice que si es residente permanente legal y ha tenido algún roce con la justicia, asi sea mínimo, podría estar en riesgo al intentar regresar a Estados Unidos.  Es importante consultar antes de viajar.

"Vean a una organización como la nuestra, o uno parecido o con un abogado de inmigracion pero que tenga una reputación excelente y que entienda este tipo de casos, y habla tranquilamente con ellos diga yo quiero viajar quiero salir del país esto me pasó hace quince años, puedo viajar?", detalló Fernández.

Entre tanta incertidumbre, lo más importante es saber tus derechos.

"Es posible que te pidan firmar un I-407, ese documento dice que tu voluntario estas renunciando a tu residencia legal permanente y tambien estas denegando que puedas ir a una corte o presentar tu caso en un juez . No firmes nada mismo si te amenazan con una detención, es mejor estar detenido y estar con un abogado, o que un familiar te busque un abogado...", recomienda Fernández.

Mientras tanto en Washington, dos senadores republicanos presentaron este martes un proyecto de ley para reducir la inmigración legal a la mitad, así como eliminar la lotería anual de visas entre los nacionales de ciertos países extranjeros. 

Con la iniciativa los residentes permanentes solo podrán traer a sus esposos o esposas y a sus hijos menores de edad. Dejando por fuera a:

*Padres de ciudadanos estadounidenses

*Familiares adultos de ciudadanos estadounidenses

*Hijos adultos de ciudadanos estadounidenses

*Hijos no casados de residentes permanentes legales.

La pregunta pendiente es cómo reaccionará Washington ante la propuesta.