Piden que multen a vendedores de bicicletas eléctricas y no a los que las usan

A Rigoberto Fernández, el dueño del restaurante Capri en el Upper West Side, la policía le ha confiscado tres bicicletas eléctricas. No solo fue la pérdida de unos tres mil dólares, si no también tuvo que pagar una multa de mil 500 dólares y ahora está perdiendo clientes por la falta de entregas.

"Las 'deliveries', yo hacía un promedio de 120, 130, 135 deliveries al dia. So he perdido la mitad de esos 'customers'", explicó Fernández.

Fernández compró las bicicletas en este negocio del Bronx, pero no sabia que el uso del vehículo es ilegal en Nueva York. Para muchos dueños la queja es por qué el gobierno de la ciudad no hace cumplir la ley contra los negocios que venden las bicicletas eléctricas. 

"Si en un lugar no es permitido venderse una cosa no creo que debe de venderse", añadió Fernández.

Gale Brewer, presidente del condado de Manhattan, envió hace unos dias una carta a los Comisionados de los departamentos de policía, transporte y asuntos al consumidor donde pide una explicación porque no se están multando a los que venden las bicletas.   

"Eso me parece muy injusto enfocarse en multar a los que tienen menos recursos como son los que hace entregas de comida, ellos más bien deben ir tras los negocios que las venden", dijo Brewer.

Legisladores en Albany son los únicos que tienen el poder para legalizar el uso de bicicletas eléctricas en el Estado de Nueva York. Actualmente existe un proyecto de ley que busca precisamente eso, después que el año pasado, una legislación similar no alcanzara los votos necesarios para ser aprobada.

Aqui en el negocio donde Fernandez compró sus bicicletas electricas no quisieron hablar con nosotros. Tienen una letrero donde advierten que usarlas es ilegal en la ciudad.  En lo que va del año, el NYPD ha incautado 687 bicicletas eléctricas, 250 en el mes de marzo.