“Mis pies y mis manos estaban pidiendo auxilio”, dijo sonriendo la clienta de un salón de cuidado de uñas Elsa Méndez.

Así ha sido la reacción del público al saber que los centros de cuidado personal han vuelto a reabrir después de pasar cerrados cuatro meses. 

Me siento orgullosa de estar aquí porque los dueños de este espacio son hispanos y tenemos que apoyarnos, tenemos que apoyar a nuestra gente”, agregó  Méndez. 

Méndez estuvo entre las primeras en llegar al salón para hacerse un manicure y pedicure." Utopia Nail & Spa New York" es uno de los negocios que abren en la tercera fase en Nueva York. 

“Pusimos algunos protectores para que nuestras clientes se sientan mucho más cómodas que estaban antes, protectores en nuestras meses y tratamos de seguir la normalidad que el gobierno nos ha dicho”, explicó Andrea Tovar, dueña de Utopía Nail & Spa New York.

Cada cliente y empleada que entra al negocio tiene que llevar una mascarilla puesta. Las empleadas tienen que desinfectar cada sección y cambiarse los guantes después de cada cliente. 

Salón de uñas.
 

“Me siento segura trabajando. No tengo miedo, sé que estamos llevando todos los protocolos que tenemos que llevar”, dijo la empleada Daphine Paulino.

Muy confiada, porque todos los cambios que ellos han hecho es perfecto para prevenir todo tipo de contaminación”, dijo Méndez.

En este salón solo permiten a 4 clientes adentro y los otros clientes tienen que esperar afuera. Es la manera para mantener el distanciamiento social. 

Esas medidas van a representar quizá menos ganancia a este salón porque no pueden para atender a la misma cantidad de clientes como hacían antes. 

“Si lo hablamos como negocio quizás no llegue a un nivel que antes estaba llegando porque antes trabajamos aquí hasta 6 personas”, agregó Tovar.

Visite la página de NY1 Noticias con nuestra cobertura especial sobre el coronavirus: 

Brote del Coronavirus