Ante la preocupación por una posible segunda ola del coronavirus, el estado de Nueva York implementará ciertas restricciones en lugares que se consideran de mayor riesgo tales como restaurantes y gimnasios.

A partir de este viernes ambos tipos de establecimientos tendrán que cerrar a las 10 de la noche y hasta las 5 de la mañana.

La medida preocupa a trabajadores de restaurantes como Luis García, quien teme le puedan reducir sus horas laborales.

“Van a quedar muchas personas parte del horario de trabajo va a ser cortado y no va a cubrir el pago para los compromisos, las obligaciones, la mayoría son padres de familia de bajos recursos”, dijo Luis.

Aun cuando las restricciones permiten que los restaurantes sigan ofreciendo servicio a domicilio y las personas pueden recoger sus pedidos, durante las horas del cierre se les impide la venta de alcohol la cual es parte importante de sus ingresos.

Todo esto sumado al hecho de que la de los restaurantes es una de las industrias que más ha sido afectada durante la pandemia.

TE PUEDE INTERESAR:

La Asociación Latina de Restaurantes asegura que los establecimientos ya han tomado todas las medidas necesarias para evitar la propagación del virus y que cerrar temprano podría poner en peligro la sobrevivencia de muchos pequeños restaurantes.

Aun peor, critican que el gobernador Cuomo haya anunciado las restricciones y su entrada en vigencia con poca anticipación. 

“Estamos preocupados, hay gente que ya quieren cerrar y lo más que nos preocupa como una industria es la poca accesibilidad que uno tiene para hacer estas decisiones. Denos una semana para prepararnos, nos dieron dos días para cerrar. Entonces todos los planes que tú tienes para el ‘weekend’ todo el dinero que has invertido”, dijo Aurelia Taveras, directora ejecutiva de la Asociación Latina de Restaurantes.

Por su lado, algunos comensales apoyan la medida del gobernador. Y piensan que es en los restaurantes donde las personas están más vulnerables a contagiarse del virus.

“Que la gente de pega adentro aun teniendo los protectores de plástico pero la gente se pega a dentro...considero que hay que tomar medidas para que el coronavirus no siga afectado tanto”, dijo un cliente de un restaurante.

Elgobernador además, ordenó que las reuniones bajo techo o en el exterior se limiten a 10 personas.

Visite la página de NY1 Noticias con nuestra cobertura especial sobre el coronavirus: 

Brote del Coronavirus